Franchitti se quedó con una Indy500 que aceleró corazones

La tercera corona de Franchitti / Foto: Indy500.com

¡La carrera más famosa del mundo tuvo un final increíble! Como ya es costumbre, la Indy500 nos emociona hasta el final, nos tiene con el corazón en la mano hasta la última vuelta, nadie sabe lo que pasará, predecir una carrera de la Indy es casi imposible, simplemente… Es mejor carrera del mundo.

Todo arrancaba en orden, largada perfecta y Briscoe como líder, pero rápidamente se alternaban la punta, mientras que en los puestos de atrás la pelea por un puesto estaba más viva que nunca. El japonés Takuma Sato auguraba una carrera única, el nipón arrancaba en el puesto 19 y en menos de un cuarto de carrera ya se estaba metiendo en puestos de avanzada.

No fue una buena jornada para los latinoamericanos…

El colombiano Sebastián Saavedra tuvo muchos inconvenientes, mientras que el venezolano Ernesto José Viso se quedó muy atrás, la brasileña Ana Beatriz perdió muchos puestos y terminó su carrera con un despiste. El que fue protagonista hasta poco antes de finalizar la carrera fue Tony Kanaan, el brasileño estuvo cerca del título, pero no pudo resistir el ataque de Franchitti, Dixon y Sato.

El choque entre Will Power y Mike Conway silenció el Indianápolis Motor Speedway por unos segundos, algunos recordaron el fatal accidente de Dan Wheldon en Las Vegas, pero afortunadamente resultaron ilesos.

Es que fue una carrera increíble, tuvo de todo, 200 vueltas llenas de adrenalina. Una pista que nuevamente le fue esquiva a Marco Andretti y que tiene una deuda tremenda con esta familia, una carrera que batió record en intercambio del liderato, que por segundo año consecutivo tuvo choque en la última vuelta y que emocionó a los más de 300.000 espectadores presentes en lo mejor del mundo motor.

El choque enmudeció por unos segundos / Foto: Indy500.com

Son las cosas que diferencian la Fórmula 1 de la Indy, aquí todo puede pasar, el obtener la Pole Position no te asegura ganar o un puesto en el podio, uno que comience en los puestos de atrás sí tiene chances, la velocidad es mayor, la estrategia toma un rol clave, el almacenar combustible, jugar con las banderas amarillas y desgaste de neumáticos… Es todo un mundo, no solo es ver  a 33 autos dando vueltas en un óvalo, es la mística de las 500 millas de Indianápolis, ¡de la carrera más famosa del mundo!

Las sorpresas y decepciones…

Como ya se mencionó, Marco Andretti no pudo conseguir el trofeo, el estadounidense lideró por 59 vueltas, pero lamentablemente no llegó a la meta.
Rubens Barrichello, el brasileño que este año pasó de la F1 a la Indy se quedó con el puesto 11, quedándose con el premio al mejor novato.
Una de las decepciones fue el motor Chevrolet. Se tenían grandes expectativas sobre la racionalización de gasolina, pero tuvieron un rendiemiento por bajo de los esperado y fueron sobrepasados por Honda.
El Team Cheap Ganassi Racing se alzó con el “un, dos”, obteniendo los dos primeros lugares de la carrera.
El mexicano Michael Jourdain no tuvo un buen comienzo, perdió una vuelta y quedó muy atrás, pero con el pasar del tiempo fue agarrando confianza e hizo una GRAN carrera, logró muchas veces mantener buen ritmo, pero el incio lo traicionó.

Finalmente Dario Franchitti se quedó con el trofeo y la leche, el piloto de Ganassi que partió en el puesto 16, obtuvo su tercera Indy500, ya lo había conseguido el 2007 y 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s